Blogia
4-3-3

Donde FIFA dice "digo", RFEF dice "Diego"...

La Real Federación Española de Fútbol ha metido en un lío considerable al Real Madrid. La historia es conocida por todo el mundo, pero la resumo por si alguien todavía no se ha enterado de todos los detalles. Por diferentes motivos (las concentraciones previas a la disputa de la Copa América y los partidos clasificatorios para la Copa de África) muchos internacionales de nuestros clubes han abandonado la disciplina de sus equipos para reunirse con sus compañeros de selección. El momento es poco oportuno, especialmente teniendo en cuenta que tan sólo queda una jornada para el final de la Liga y que hay muchas cosas en juego, tanto por la parte de arriba como por la de abajo.

El Real Madrid perdía para su enfrentamiento ante el Mallorca a Robinho y a Diarra. Tres cuartos de lo mismo le pasaba al Sevilla con Kanouté. Total, que los clubes solicitan a las federaciones de Mali y Brasil que sus jugadores puedan disputar la última jornada de Liga y después viajar para unirse a sus selecciones. Las Federaciones se acogen a la normativa FIFA y se niegan a esta propuesta, por lo que Kanouté y Diarra abandonan España. Robinho se queda en Madrid.

Pero la petición llega a oidos de la FIFA, que toma una extraña decisión: permite que los africanos viajen de vuelta para jugar con sus equipos -cuando Mali juega ante Sierra Leona el sábado un partido decisivo- y remite al Real Madrid a la normativa que especifica que las selecciones tienen derecho a contar con sus jugadores 14 días antes de la disputa de un campeonato internacional. La Federación, todavía de forma más extraña, interpreta esto a su modo y dice que todos pueden jugar. Robinho sigue en Madrid, Calderón saca pecho por las gestiones realizadas y al día siguiente nos enteramos de que Robinho tiene que concentrarse con la Selección porque FIFA no se ha pronunciado con respecto a su caso.

¿Qué va a pasar? Sólo el tiempo lo dirá. Robinho tendría que estar concentrado con Brasil desde el miércoles, pero dice que se queda en casa, juegue o no juegue contra el Mallorca, y que ya viajará para unirse a la selección el domingo por la noche. La RFEF ha metido al Real Madrid en un embrollo de difícil solución, porque la CBF no ha cedido en ningún momento. Caso diferente al de Venezuela, que permite a Juan Arango jugar con el Mallorca contra el Real Madrid, para complicar más el asunto.

El problema de fondo radica en que la Liga todavía no se ha acabado, cuando toda Europa hace casi un mes que cerró por vacaciones hasta la próxima temporada. Se acaba tarde la Liga porque hay demasiados equipos. Los jugadores se quejan de la falta de descanso -y eso que en Navidades se para al contrario que en otras ligas-, los calendarios se retuercen para incluir extrañas jornadas a mitad de semana y los seleccionadores y federaciones siempre tienen que andar a la gresca para disponer de sus jugadores a tiempo. Total, un desastre. Y aún queda el caso de la final de Copa, que es algo todavía mucho más sangrante, pero de eso hablaremos otro día...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres